Visitar Lisboa en 48h

¡siempre hay tiempo para una escapada!


Ubicada en la orilla derecha del río Tajo, cerca de la desembocadura, es una de las ciudades más antiguas del mundo y la más antigua da de Europa Occidental.
La fuerte presencia del río refleja una luz alba que a todos apasiona y que también es conocida por inspirar a escritores, poetas, fotógrafos y cineastas a lo largo de la historia.
Tiene un centro histórico compuesto por siete colinas, y las puede conocer a pie, en tranvía o en ascensor.

Vea aquí nuestras sugerencias para pasar 48h en Lisboa y empiece a planear su viaje.
02

Visitar Lisboa en 48h

Para empezar


Después de un desayuno completo, visite el Panteón Nacional (Santa Apolónia) y el mirador de Graça, que tiene un café con unas vistas magníficas, desde el castillo de São Jorge al río Tajo.

Comer y pasear por la Baixa


Y como ya es la hora de la comida, le aconsejamos comer en un restaurante típico portugués, el Floresta de Santana, por ejemplo. Después de la comida, un paseo por la Baixa y el Cais do Sodré, subiendo al Elevador de Santa Justa y/o al Arco de Terreiro do Paço.

Puesta del sol en Bairro Alto


Para merendar, pruebe las tostadas y los zumos naturales del Penta Café y termine el día con una puesta del sol en un rooftop de Bairro Alto. Cene en la Hamburgueria Gourmet Café do Rio, ubicada en la Baixa, o en la Casa do Bacalhau, en Beato.

¿Dónde ir por la noche?


Bairro Alto y Cais do Sodré son las zonas más de moda, el punto de encuentro de los locales y de los que nos visitan. El costumbre es quedarse en la calle charlando. Entre y siéntese, hay bares para todos los gustos, ¡solo tiene que buscar!

Prolongue su visita a Belém


El día seguiente, visite el Centro Cultural de Belém (CCB), el Mosteiro dos Jerónimos y la Torre de Belém. Después del almuerzo, dese un paseo por los jardines y aproveche para probar los famosos pasteles de Belém acompañados por un café (solo, negro, al estilo portugués).

Para terminar el día, Alfama


Después de Belém, vaya hasta el barrio de Alfama para disfrutar de las vistas del fin de tarde. Le sugerimos cenar en una de las Casa de Fado (Sr. Fado de Alfama, Parreirinha de Alfama o Pateo de Alfama).